EL JUGAR ES ALGO SERIO

Historia de ... Carrera de Mente

La Historia de un Juego…

36 años cumplirá Carrera de Mente en 2021.

17 versiones de Carrera de Mente se editaron desde su salida en 1985.



El poeta, escritor y periodista Daniel Samoilovich y el matemático Jaime Poniachik dirigían hacía unos años Ediciones De Mente.

Nació como una agencia de servicios periodísticos dedicada a proveer de pasatiempos y juegos a diarios, revistas y empresas.

En 1982 pasó a publicar su primera revista propia, Juegos para Gente de Mente, y en 1986 nació la revista Quijote.

También hacia 1986 la editorial comenzó a publicar libros de ingenio, lógica y juegos matemáticos.



Ellos estaban suscriptos a una revista norteamericana llamada Games y en la década de 1980 empezaron a ver comentarios y alguna que otra publicidad de juegos de preguntas, que se estaban poniendo de moda.

"Estaba el Trivial Pursit canadiense, que no tenía edición internacional; uno de la revista Time, y en España uno del diario El País, ambos con versiones más ligadas a lo periodístico".



Samoilovich cuenta a Número Cero que se pusieron a trabajar en un juego incluso antes de tener el socio para realizarlo (finalmente sería Ruibal), sólo porque les parecía "una bonita idea". "El aporte nuestro fue darle un carácter más competitivo.

El Trivial no tenía un sentido de recorrido y a nosotros nos parecía mejor una carrera en la que avanzando podía tener otra gracia. O sumarle el mecanismo de robo, que le agregó diversión".



Todo lo hicieron con un equipo, con amigos trabajaron las preguntas e hicieron muchas pruebas, hasta la definitiva.



Una noche de mediados de la década de 1980, en un hogar de Buenos Aires estaban reunidos en torno de una mesa una ama de casa, su marido ingeniero, un joven universitario, una pareja de arquitectos y un par de personas más.

Estaban probando un juego todavía sin nombre que en poco tiempo se convertiría en un clásico argentino: el Carrera de Mente (1985, Ediciones de Mente y Ruibal).




Jaime Poniachik y Daniel Samoilovich lo dieron por bueno esa misma noche, cuando ganó la dueña de casa: "Hacía tiempo que lo estábamos testeando, y esa vez dijimos que estaba bien, porque demostramos que no sólo gana el que más sabe. El conocimiento es apenas una parte del asunto, lo demás es picardía y no necesariamente una formación universitaria específica: podía ganar alguien que supiera un poco de todo, de música, de moda, de arte, de televisión", recuerda Samoilovich


Samoilovich dice que no puede jugar a Carrera de Mente con nadie, porque sería trampa. "Sé todas las respuestas. Las hice o las edité yo. Soy el editor general de todas las versiones que se hicieron. Las únicas que no me acuerdo todas las respuestas son las de deportes".


Pero no todos los países tienen preferencia por los mismos juegos.

Por ejemplo, el juego basado en preguntas después de haber sido éxito en los Estados Unidos y en Europa, fue un fracaso en Japón. Una de las explicaciones es que para la cultura japonesa no es divertido reírse de la ignorancia del otro, aporta Jaime Poniachik.


Todos conocemos Carrera de Mente, el juego de preguntas y respuestas más vendido de nuestro país. 

Lo juegan los chicos en hora libre, los adultos en reuniones y la familia en el asado del domingo.




O vos nunca lo jugaste?

Mi carrito